¿Por qué estamos sudando?

¿Por qué suda el cuerpo?

Sudor, nada más normal. Pero a veces puede ser embarazoso. Si no puede eliminar la sudoración, comprender de dónde proviene puede ayudarle a lidiar mejor con el.

La sudoración es un fenómeno normal que regula la temperatura corporal. ¡Sudas de medio litro a un litro de agua al día!.

Las gotas de agua que salen de los poros de la piel sirven, como un aire acondicionado, para refrescarnos cuando la temperatura exterior es demasiado alta o la temperatura de nuestro cuerpo es demasiado alta.

El esfuerzo físico, la luz solar, las emociones fuertes o las enfermedades pueden elevar el calor interno. Luego, el sudor es liberado por las glándulas sudoríparas. Es la evaporación de este sudor lo que enfría la piel.

3 millones de glándulas sudoríparas están distribuidas por todo el cuerpo, principalmente en las axilas, las plantas de los pies y las palmas de las manos. Las glándulas secretan un sudor acuoso y ligeramente ácido con PH. Estas glándulas son de dos tipos: ecrinas y apocrinas. Los primeros son más numerosos. Situados en todo el cuerpo, son los responsables del mayor volumen de transpiración.

El segundo, las glándulas apocrinas, activas desde la pubertad, están en el origen de los olores corporales. Se localizan en las axilas y en las áreas genitales. Además de su función termorreguladora, el sudor también tiene una función de eliminación. Elimina toxinas y residuos orgánicos.

Sudoración: ¿de dónde viene el olor?

Por lo tanto, la sudoración debe considerarse un mecanismo saludable y útil. Sin embargo, para algunas personas, el sudor se percibe como doloroso y perturbador. La transpiración no sólo no se adapta a los códigos estéticos (manchas antiestéticas bajo las axilas), sino que a veces puede desprender un olor potencialmente embarazoso para uno mismo y para los demás.

El sudor no emite olores de forma natural. El olor particular proviene del contacto del sudor con bacterias que se alimentan de la transpiración. Los microorganismos proliferan con el sudor, especialmente en las axilas. En efecto, bajo los brazos, el sudor que segregan los folículos pilosos es más graso y rico en residuos celulares, de ahí el olor. Es cuando este olor es demasiado fuerte que se vuelve molesto.

Otro problema delicado es cuando la transpiración se vuelve permanente y excesiva. Esto se llama hiperhidrosis. Está relacionado con la hiperactividad de las glándulas sudoríparas. Se estima que el 12% de las personas están afectados por este problema de hiperhidrosis. Para reducir la actividad de las glándulas sudoríparas, existen tratamientos antitranspirantes: el botox o la cirugía pueden ser soluciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here