Opiáceos matan a más personas que los accidentes de tráfico

Los opiáceos matan a muchas personas que los accidentes de tráfico

Los estadounidenses tienen más probabilidades de morir por una sobredosis de opiáceos que por un accidente de tráfico, según un informe del Consejo Nacional de Seguridad.

Un nuevo informe cuenta con la informa sobre el alcance de la crisis de los opioides en los Estados Unidos. El Consejo de Seguridad Nacional analizó las causas de las muertes evitables en el país en 2018.

El hallazgo es claro: la probabilidad de morir por sobredosis de opiáceos, según el informe, es de una en 96. Esto es más que la probabilidad de morir en un accidente de tráfico, que se estima en una oportunidad de cada 103.

2017 es el primer año en que el número de muertes accidentales relacionadas con los opiáceos superaba al de los accidentes de tráfico, observa el New York Times.

Fentanyl es la causa de la mayoría de las sobredosis mortales. Este opiáceo sintético, más potente que la heroína, está muy difundido en el mercado negro y se estima que es responsable de 14,9 muertes por cada 100.000 en 2018, en comparación con 2,9 en 1999, según The Vox. En particular, una sobredosis de fentanilo provocó la muerte del cantante estadounidense Prince en 2016.

El documento también señala que la mayoría de los estadounidenses son aún más propensos a morir por causas naturales, principalmente por enfermedades cardíacas (1 de cada 6 posibilidades) o cáncer (1 de cada 7).

El fentanilo y la heroína fueron las dos causas principales de sobredosis mortales en 2017, por delante de la cocaína y la metanfetamina, según recordó el Centro Nacional de Estadísticas de Salud en diciembre de 2018.

Adolescentes, otras víctimas de los opiáceos

Otra señal preocupante del flagelo de las drogas en Estados Unidos es que 9.000 niños y adolescentes han muerto por intoxicación con opiáceos prescritos o ilícitos en 20 años, según investigadores de la Universidad de Yale en un estudio publicado el 28 de diciembre de 2018 en la revista Open de la red JAMA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here