La Adicción a la Pantalla Afecta la Libido Masculina

Los hombres menores de 35 años que ven porno diariamente, redes sociales o series están más expuestos a la disfunción eréctil, revela una encuesta del ifop para Charles.co.

La disfunción sexual sigue siendo un tabú para los hombres, aunque la mayoría de ellos se enfrentan a ella en su vida: el 61% ya han experimentado disfunción eréctil, según un estudio del ifop para Charles.co, una plataforma de salud dedicada a los hombres.

Una tendencia al alza, ya que sólo el 44% de los hombres se vieron afectados en 2016. Y en los últimos 12 meses, más de uno de cada tres hombres ha experimentado alguna forma de deseo o disfunción eréctil.

La encuesta realizada entre 1957 hombres mayores de 18 años arroja luz sobre la disfunción eréctil, un problema sujeto a ciertas variables como el estrés, la edad y el lugar de residencia. Así, los hombres que viven en las zonas urbanas están mucho más expuestos (46%) que la población rural (36%).

La adicción a la pantalla puede jugar un papel en la “falla sexual”, sugiere la encuesta. Entre los menores de 35 años, la proporción de víctimas del deseo o de la disfunción eréctil es significativamente mayor que la media (33%) entre los hombres que ven vídeos pornográficos (55%), redes sociales (39%), aplicaciones de información (41%) o películas y series sobre servicios como Netflix (38%) cada día.

La erección sagrada genera un conjunto de complejos en los hombres: el 32% de los hombres ya han puesto complejos en su capacidad para mantener una erección hasta el final de la relación sexual o para mantenerla dura durante toda una relación sexual. Una proporción aún mayor entre los hombres propensos a los trastornos eréctiles (más del 65% de los hombres).

Estos datos revelan una concepción muy “falocéntrica” del placer sexual masculino: la mayoría de los encuestados creen que la satisfacción sexual está necesariamente correlacionada con la penetración (56% de los hombres, y 64% de los menores de 30 años).

La importancia dada a la erección, fuente de complejos

Cuando ocurren, pocos hombres se atreven a hablar de su disfunción eréctil ya sea dentro de la pareja o con un profesional de la salud. Uno de cada tres hombres (33%) ya ha usado una excusa falsa como la fatiga para ocultar un problema sexual. Y sólo el 26% de los hombres con disfunción eréctil han visto a un profesional de la salud.

En caso de fracaso sexual, el uso de drogas sexualmente activas como el Viagra es minoritario (21% de los encuestados). Para reiniciar la erección, los hombres prefieren ver porno (43% de los hombres) o recordar sus experiencias sexuales anteriores.

Para las personas menores de 30 años de edad, la ansiedad de no poder proporcionar un seguro durante el sexo a veces resulta en el uso de sustitutos de alto riesgo como el alcohol y las drogas. “Más de una cuarta parte de las personas menores de 30 años (27%) admiten haber tomado medicamentos para resolver su disfunción eréctil”, dice François Kraus, experto en género, sexualidad y salud sexual de Ifop.

Añadió: “Entre estos jóvenes alimentados con biberón en la “cultura del porno”, sólo se puede (…) deplorar el uso de diversas alternativas a las drogas sexualmente activas, lo que sin duda refleja su ansiedad por no garantizar una erección sostenida en todas las circunstancias y, en términos más generales, por satisfacer a sus parejas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here