Fisura anal: ¿deberíamos preocuparnos?

Problemas sobre la Fisura anal

¿Dolor en las deposiciones?. ¿Sangrado? ¿Picazón?. Ciertamente es una fisura anal. Esta afección es común y por lo general se trata muy fácilmente. Síntomas, causas, tratamientos….. Echemos un vistazo a esta patología.

Una fisura anal no es tan grave como su nombre indica. Es una lesión superficial de la piel, localizada en la base del recto, en el esfínter. Después de las hemorroides, es la patología más frecuente del ano y puede afectar a toda la población. Su incómoda ubicación hace que esta “herida” sea dolorosa y difícil de curar.

¿Qué puede causar una fisura anal?

La primera causa de la fisura anal es el estreñimiento. Las heces duras y voluminosas pueden causar pequeños desgarros, pero este también es el caso de la diarrea repentina, como la gastroenteritis. Ciertas enfermedades inflamatorias intestinales y prácticas sexuales también pueden promover su desarrollo.

¿Cuáles son los síntomas de la fisura anal?

La fisura anal es fácilmente reconocible por el dolor agudo que causa al evacuar las heces, así como por un ligero sangrado. La sensación de ardor suele persistir varios minutos más tarde.

También puede ir acompañada de picor y espasmos musculares en el esfínter. El miedo al dolor también puede llevar al estreñimiento “reflejo”, que sin embargo agravará la fisura anal.

¿Cómo tratar una fisura anal?

En la gran mayoría de los casos, la lesión se resuelve sola. La mejor manera de tratar y evitar el estreñimiento es comer fibra (granos enteros, verduras secas, frutas y verduras), beber mucha agua y, si es necesario, tomar un laxante “suave” para suavizar las heces.

No debemos contenernos ni forzarnos, ya que esto sólo agravaría la “grieta”. Para promover la curación, su médico puede prescribir cremas o supositorios apropiados.

Sin embargo, si el dolor persiste después de varias semanas y la fisura anal se vuelve crónica, el tratamiento adicional -pomada de trinitrato de glicerina- permitirá que el esfínter anal se relaje para acelerar la cicatrización, en cuyo caso el médico debe considerar la cirugía.

La operación consiste en hacer una incisión (esfinterotomía) para relajar los músculos del ano o extirpar el área de la herida (fisuractomía).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here