Enfermedad de Alzheimer: un Análisis de Sangre para la Detección Precoz

Científicos japoneses y australianos han desarrollado un examen de sangre que puede detectar la acumulación de proteínas tóxicas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer en una fase temprana.

Se ha desarrollado un análisis de sangre para detectar la enfermedad de Alzheimer que tiene una eficacia del 90%, según los resultados de un estudio publicado en la revista médica Nature. Hoy en día, no hay tratamiento para cambiar el curso de la enfermedad de Alzheimer, pero las pruebas de detección pueden ser útiles para los ensayos clínicos.

La enfermedad de Alzheimer se desarrolla años antes de que los pacientes muestren síntomas de pérdida de memoria. La clave para tratar la demencia sería intervenir antes de la degradación permanente de las células cerebrales. Con este fin, se está investigando mucho sobre las pruebas de detección de la enfermedad de Alzheimer.

Un método es buscar una proteína tóxica, un biomarcador de la enfermedad, llamado beta-amiloide, que se acumula en el cerebro durante la patología. Puede ser detectada por RMN en pacientes con síntomas de Alzheimer. Pero este método es costoso y sólo es posible una vez que la enfermedad ha sido diagnosticada y reportada.

Un análisis de sangre eficaz al 90%.

Para medir los fragmentos de amiloide que circulan en el torrente sanguíneo, Katsuhiko Yanagisawa, Directora Ejecutiva del Centro Nacional de Geriatría y Gerontología de Japón, utilizó una técnica llamada inmunoprecipitación con espectrometría de masas, que utiliza anticuerpos para unirse e identificar proteínas.

En el estudio participaron 121 personas de Japón y 252 de Australia. Ambos grupos incluyeron individuos sanos, personas con deterioro cognitivo leve y enfermedad de Alzheimer. Los investigadores observaron que la cantidad de amiloide en la sangre estaba correlacionada con el grado de problemas cognitivos y también era idéntica a los resultados de las exploraciones y mediciones del líquido cefalorraquídeo de los mismos pacientes. Tiene una precisión del 90%.

Esta prueba de sangre proporcionaría una manera menos costosa y mucho menos invasiva de determinar el estado amiloide de un paciente. Esto podría animar a más pacientes a participar en ensayos clínicos. También puede ayudar a los investigadores a distinguir a las personas que desarrollan la enfermedad de Alzheimer de aquellas que tienen otras formas de demencia.

“Creemos que los análisis de sangre de amiloide podrían sustituir a los costosos análisis invasivos de amiloide, sobre todo cuando se trata de detectar la enfermedad de Alzheimer preclínica”, dijo. “Esperamos que nuestro biomarcador facilite los ensayos clínicos de Alzheimer mejorando el registro de participantes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here