Colesterol: ¿cuál es la diferencia entre LDL y HDL?

Colesterol bueno y malo

A menudo oímos hablar del colesterol “bueno”, a diferencia del colesterol “malo”. Bajo estos dos nombres están ocultos el LDL y el HDL. ¿Cuál es la diferencia entre los dos?. ¿Qué significan estos dos criterios?. ¿Cuáles son los valores que no se deben sobrepasar?. Echemos un vistazo a la situación.

Es bien sabido que tener colesterol aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares. Sin embargo, es importante no confundir el colesterol “bueno” con el “malo”. Porque si el segundo es dañino para las arterias, el primero se encarga de limpiarlas y transportar la grasa al hígado para eliminarla.

Detrás de estos nombres hay dos familias de proteínas: HDL para “lipoproteínas de alta densidad” (lipoproteínas de alta densidad) y LDL para “lipoproteínas de baja densidad” (lipoproteínas de baja densidad).

Colesterol HDL, o colesterol “bueno

El papel de las lipoproteínas HDL es capturar las moléculas de colesterol que se depositan en las arterias y transportarlas al hígado. Este último luego se encargará de eliminar el colesterol a través del tracto digestivo con bilis.

Por lo tanto, el HDL ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, de ahí el nombre de colesterol “bueno”. Se considera que los niveles de colesterol HDL deben ser superiores a 0,35 g/l para proteger contra las enfermedades cardiovasculares.

Colesterol LDL, o colesterol “malo

Las lipoproteínas LDL depositan colesterol en las paredes de las arterias, resultando en placas de grasa llamadas placas de ateroma, de ahí el nombre de colesterol “malo”. Por lo tanto, es mejor tener un nivel bajo de LDL en la sangre para reducir el riesgo de problemas cardiovasculares.

El nivel de LDL generalmente no debe exceder 1.6g/L. En una persona con uno o más factores de riesgo cardiovascular (herencia, diabetes, sobrepeso, obesidad, edad), es aconsejable no superar el límite de 1,3 g/l.

El término colesterol total se refiere a los niveles de colesterol HLD y LDL. Este nivel debe ser menor o igual a 2g/L, pero cuanto más bajo sea el nivel, mejor.

Triglicéridos, otras grasas a las que hay que prestar atención

Además de los niveles de HDL y LDL, los niveles de triglicéridos se pueden medir durante un análisis de sangre. Los triglicéridos son el otro tipo de grasa que se encuentra en la sangre, pero están menos asociados con el riesgo cardiovascular. Un nivel de glicéridos se considera normal cuando es inferior a 2 g/l.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here